El pintor de batallas

Antonio Álamo estrena en el Teatro Calderón de Valladolid una adaptación teatral de la novela de Arturo Pérez-Reverte, con los intérpretes Jordi Rebellón y Alberto Jiménez

'El pintor de batallas', un montaje dirigido por Antonio Álamo, ha sido el último de nuestros estrenos (octubre 2016). El espectáculo es una adaptación teatral de la novela homónima de Arturo Pérez-Reverte, que por primera vez cede para el teatro los derechos de una de sus novelas. El espectáculo enfrenta en el escenario a dos espléndidos intérpretes, como Jordi Rebellón y Alberto Jiménez, que realizan un impecable y brillante trabajo gracias a los dos personajes de la novela, el pintor y fotógrafo de guerra Faulques y el superviviente Ivo Markovic, retratado por Faulques durante el asedio de Vukovar.

jordi_rebellon

Jordi Rebellón interpreta a Faulques.

Antonio Álamo, director del montaje, considera que ‘El pintor de batallas’ no es solo una obra sobre las guerras, sino que un abanico de temas interconectados —la pintura y la fotografía, la experiencia y su recuerdo, el silenciado dolor de las víctimas y sus impasibles testigos, víctimas y verdugos, el amor y su pérdida o las complejas y matemáticas combinaciones del tiempo y el azar— se despliega en ese “duelo a vida y muerte” entre el fotógrafo Faulques y su retratado Ivo Markovic y, sobre todo, “pone ante nuestros ojos una serie de dilemas morales casi irresolubles”.

Si uno no busca respuestas tajantes, en esta obra no las va a encontrar. “Es una función con muchos puntos ciegos, lugares en los que la pregunta viene a ser lo relevante. Algunas de esas preguntas son casi irresolubles, porque son las que lleva haciéndose el ser humano desde el inicio de los tiempos. ¿Estamos predestinados? ¿Juega Dios a los dados? ¿Existe el azar o hay leyes ocultas y todo está prefijado de antemano?”, explica el director del montaje, que también firma la adaptación teatral de la novela de Arturo Pérez-Reverte, una obra que le impresionó desde el principio: “En parte es una rareza… Un solo espacio, dos personajes, una gran continuidad temporal, una intriga que es tanto interna como externa, una especie de thriller metafísico. Pero condensa, con especial intensidad, algunos de los motivos y temas recurrentes de su obra narrativa”.

Alberto_jimenez

Alberto Jiménez interpreta al superviviente Ivo Markovic.

La crueldad, la maldad, la conciencia humana, el recuerdo, la supervivencia, el factor azar en el desarrollo de las vidas, el amor, el caos, las convenciones sociales, la indiferencia, los fantasmas interiores… La obra propone una mirada compleja y hasta metafísica sobre muchos temas, por decirlo de alguna manera, universales… En principio, enfrenta al hombre indiferente (Faulques) y al rostro de la derrota (Markovic), pero poco a poco vamos cayendo en la certeza de que no hay tantas diferencias entre héroes y verdugos. ¿De verdad seguimos creyendo que es posible mantenernos como meros espectadores? ¿Sólo somos responsables de lo que hacemos? ¿Todos somos culpables? ¿Sirve de algo recordar?

Los fantasmas del pasado

“El pasado está vivo, no solo como recuerdo sino también como presente. Por supuesto que nuestra mirada afecta al mundo. Es imposible mirar sin transformarlo”, afirma Antonio Álamo, que también pone el enfoque en la “posibilidad y/o imposibilidad” de la inocencia y en qué hacemos con esas heridas que nos ha dejado la vida y que han cicatrizado como culpa.

'El pintor de batallas' es un espectáculo producido por Emilia Yagüe Producciones, Minestrone Producción y Gestión Cultural y Masca Producción, que coproduce el Teatro Calderón de Valladolid en colaboración con el Inaem (Ministerio de Cultura). Tras su paso por Valladolid, ’El pintor de batallas’ tiene prevista una extensa gira que le llevará por diferentes espacios escénicos del territorio español, como los Teatros del Canal de Madrid (donde hará temporada del 22 de marzo al 16 de abril), Aranda de Duero, Córdoba, Segovia, León, Palencia, Albacete, Toledo, Murcia, Santurtzi, Logroño, Torrent, Águilas, Avilés, Pamplona…

Un hombre viene a matar a otro hombre. Las razones no están del todo claras. Sospechamos que para ninguno de los dos. Ante nuestros ojos despliegan razones, sentimientos y, sobre todo, batallas: historias de sangre, sudor, mierda e infinita crueldad. Historias de hombres, a fin de cuentas.

Los comentarios están cerrados.